0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

piernas bonitas

Nuestras piernas, además de cansarse pueden hacer que sintamos hinchazón en ocasiones, además debido al calor estos síntomas se agravan. Hay diversos factores que influyen en que sintamos estas molestias en nuestras piernas. Es por ello que debes aprender a combatir el cansancio y la sensación de hinchazón en las piernas, a continuación, te decimos que puedes hacer.

Sentir cansancio en las piernas puede llegar a ser un síntoma muy molesto, ya que son necesarias para movernos constantemente, las mujeres suelen verse más afectadas por los síntomas de hinchazón debido a los problemas hormonales, más frecuentes en ellas, sin embargo, siempre hay cosas que se pueden hacer para prevenir el cansancio en las piernas o incluso la celulitis.

La pesadez en las piernas es una sensación de cansancio a pesar de que no hemos realizado ningún ejercicio físico, ni siquiera caminado. Se estima que alrededor del 80% de las personas ha sufrido estos síntomas en alguna ocasión.

A veces puede resultar en algo pasajero y poco molesto, sin embargo, otras veces puede ser una molestia mucho mayor y sentir hinchazón en los tobillos, no solo en las piernas, e incluso algún tipo de dolor o hasta calambres. Estos síntomas podrían no tener una razón aparente, pero lo cierto es que si la tienen.

Para empezar, la alta temperatura del verano hace que en nuestras piernas se produzca una vasodilatación de los capilares, lo que resulta en la hinchazón y las consecuentes molestias, además esto también ocasiona una alta pérdida no solo de agua sino también de electrolitos, lo que agrava aún más la situación.

A parte de la temperatura, hay causas externas que hacen que tengamos estos síntomas en nuestras piernas, estas causas vienen dadas por nuestro estilo de vida, que determinará una mejor salud o no en nuestras extremidades dependiendo de si somos una persona sedentaria o realizamos algún tipo de actividad.

Como dije al principio de esta entrada, las mujeres sufren más estos síntomas debido a los cambios hormonales, y es que la menstruación hace que aumente la retención de líquidos.

La alimentación también juega un papel importante, hay que disminuir el consumo de sal en la medida de lo posible para evitar estas molestias en las piernas, si las tuvieras, aunque siempre es bueno prevenir. Además, es bueno consumir alimentos ricos en fibra, muchas frutas y verduras y cereales naturales, como la avena. Por supuesto, beber mucha agua siempre es bueno, no solo para nuestras piernas, si no para nuestra salud y bienestar en general.

Por supuesto, una vida sedentaria es proclive a los dolores de piernas, así como la obesidad tiene mucho que ver en la salud de nuestras piernas, ya que va a afectar directamente al buen estado en el que se encuentren, ya que la obesidad dificulta la correcta circulación de la sangre, lo que sin duda ocasionará el tipo de molestias de las que estamos hablando.

Realizar ejercicio físico diario es altamente recomendable para combatir estos problemas, aunque no tengas obesidad, y sobre todo si tu trabajo te exige estar sentado demasiado tiempo o permanecer en la misma postura por un tiempo prolongado. Los deportes donde se fortalecen nuestras piernas son muy efectivos, algunos de estos deportes son la natación, donde se trabaja todo el cuerpo, el fútbol… por supuesto salir a correr o caminar es también una buena opción.

Por último, descansar lo suficiente, solo si has hecho ejercicio, también es bueno, pues el exceso de ejercicio también resulta perjudicial, no lo olvides.

A continuación, te dejo unos consejos que puedes seguir si sientes molestias en las piernas o hinchazón:

  • No uses ropa muy ajustada al cuerpo, mejor opta por prendas ligeras para que la circulación en tus piernas sea la adecuada.
  • Son preferibles las duchas de agua fría o al menos alternar entre rollos de frío calor. Los masajes para después también es una buena opción.
  • Cuando te tumbes, trata de elevar un poco las piernas, para ello puedes usar un cojín situado debajo de tus piernas.
  • Poner las piernas en un cubo de agua con sal durante 15 minutos es un buen remedio para calmar la pesadez de las piernas.